( 03547) 155575187 / (03547) 15578362 / (03541) 428742
frg_ro@hotmail.com
secojonatan@gmail.com
0
Hombre de India convirtió una playa llena de basura y plástico en un excelente lugar para las tortugas.

Afroz Shah, nacido en Bombay y abogado de la Corte Suprema de dicha ciudad ubicada al norte de India, la recordaba como tal.

Fue a sus 33 años, cuando decidíó mudarse a un departamento con vista al mar, que con sorpresa, indignación y dolor, como el mismo cuenta, “todo lo que veía era montones de basura de hasta 16 metros de altura”.

En ese momento se propuso salvar el lugar. Lo asumió como una mision personal.

”Un hombre podría ahogarse en todo ese plástico”, aseguró a una cadena internacional de noticias.

La tarea de Shah no fue nada fácil.

Comenzó haciéndola el con otra persona, pero eran toneladas y toneladas…asi que realizó una convocatoria por las redes sociales, logrando reunir a más de 500 voluntarios de diferentes ciudades, países y edades.

El abogado pasó por muchos momentos de angustia…’’sobretodo cuando limpiábamos la arena, y el mar seguía arrojando nuevos desechos….Era desesperante”.

Sin embargo, después de trabajar durisimo, este año 2018, algunos ecologistas de India, y hasta su Primer Ministro, Narendra Modi, aseguraron que lo que pasó en esta costa es casi un milagro.

Tras mas de dos décadas, centenares de tortugas de las especies ”Olive Ridley ” han regresado allí. 

Afroz fue galardonado por la ONU en reconocimiento a su compromiso ecológico. 

El, junto a 1.500 personas, lograron recoger más de 13 mil toneladas de desechos durante tres años.

Lo cierto es que para el hindu, su compromiso va mucho más alla de la limpieza de la playa.

En su opinión, la clave radica en el cambio de mentalidad.

“El problema no es el plástico”, dice. “El problema es nuestra relación con el plástico o cómo lo manejamos”. 

Su objetivo es educar especialmente a los más jóvenes ‘’acerca de los efectos devastadores de la basura plástica, con el proposito de poder tener comunidades de cero residuos’’. 

“Lo que debemos prohibir es lo que está en nuestras cabezas y corazones: nuestra empatía con el plástico, nuestra desconexión con la naturaleza, nuestra desconexión con el océano”.

Todas estas consideraciones son mas que validas, las aplaudimos, y esperamos que tengan el mayor de los exitos para poder recuperar muchas playas como la de Versova, famosa durante tanto tiempo por su inmundicia, y hoy por haber vuelto a ser limpia y hermosa.